Entrevista La Diagonal

Pablo Neruda (Chile)

 

…¡Ah, la alegría que se siente creando fue lo que más apreciaron los sabios de otros tiempos!. El autor escruta el vacío y la nada y encuentra la existencia, examina el silencio y le arranca sonidos. Hace caber la inmensidad en una hoja y brotar la perfección universal de un corazón que sólo mide un puño. Amplía la palabra que se torna colmada y vasta, la ordena y la vuelve aún más profunda. Es como un viento que sopla en torbellino…

 

 

 

1. ¿Desde dónde se escribe cuando se es mujer y se es provinciana?

Desde la soledad más profunda, desde el rincón más oscuro, desde el dolor más abrumador, desde………los bordes.

 

2. Cuando piensas en la Literatura regional  y en sus escritores ¿sientes más decepción o más orgullo por lo que has podido apreciar?

 

Tendría que segmentar la literatura y los escritores, decir que existen el grupo de los antiguos escritores y los nuevos, la vieja literatura y la reciente. Aún cuando me parece un tanto segregacionista, queda un sector intermedio sin considerar, diría que del grupo de los antiguos siento una gran y pesada decepción y del grupo de los nuevos y su literatura indudablemente tanto como seres humanos y como creadores me producen un gran sentimiento de orgullo en relación a su transparencia y sus obras. Es una generación muy sanadora y en la cual encuentro motivos de alegría y mucha fe en la literatura regional actual y futura. En esta última están Federico Krampack, Nicolás Ponce de León, Samuel Andrés, Douglas Alarcón, por nombrar algunos.

 

3. Tiempo atrás estuviste al mando del Sindicato de Escritores ¿qué se saca en limpio después de este tipo de experiencias? ¿En qué parada están los escritores en ese aspecto por ejemplo?

 

Aclaro que fui directora del sindicato y directora y relacionadora pública de la Casa del escritor, después de trabajar allí la única conclusión es que es imposible funcionar como organización donde todos desean ser generales o gerentes y ninguno un cabo u operativo como yo lo fui durante mucho tiempo en la Casa del escritor y luego en el Sindicato, una organización que mucha falta hace para el bien de la literatura y el bienestar de los trabajadores de la palabra pero parece que a los escritores nos juega en contra eso de buscar y necesitar la soledad para escribir, nos entorpece el poder agruparnos para obtener logros como organización social.  Y de mi terrible experiencia en la Casa del escritor, decir que el hambre de poder ataca a todos los sectores, porque te confieso no teníamos ningún recurso económico pero algunos querían esgrimir la casa como propia sin considerar el trabajo en equipo.

 

4. ¿Qué postura tienes frente a este boom de Simonetti y los súper ventas nacionales?

 

El boom Simonetti corresponde al apoyo de las grandes editoriales a la literatura light o la paraliteratura de la cual está saturado el mercado, que es fácil de vender, más apoyados de recursos financieros y logística, que escritores de calidad no poseen en regiones. Los super ventas existen principalmente porque no hay un juicio crítico de parte de los lectores, carencia que se explica por la desastrosa dictadura que quemó los libros y condenó a la ignorancia a los que crecimos en ella  y a las generaciones posteriores. Si agregas una educación en que existe una falta de enseñanza que estimule la literatura y las artes en general, se completa el cuadro.

 

5. En cuanto a las formas de difusión y visibilización de la creación literaria ¿vas más por el lado del discurso de la autogestión o crees que el Gobierno debe tener un papel preponderante al respecto? y a  propósito ¿cómo evalúas la gestión del Gobierno de Bachelet en este tema?

 

 

Tal como se observa y vivo se da mucho una dura autogestión, agotadora y eso que hoy existe un organismo cultural pero que está más orientado a la civilidad.

Es lo que se me respondió cuando integré el Consultivo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. Se ha avanzado pero falta mucho por hacer. Lo que me parece muy perjudicial en la política cultural que todo está orientado a los académicos, es cosa de ir al Consejo tanto en las oficinas de Santiago como en Valparaíso, muchos licenciados en artes, historiadores, sociólogos, periodistas. No hay un espacio para los escritores o artistas  autodidactas que teniendo talento son marginados. Pareciera que fue creado para los académicos. Si voy a este punto que para mí es esencial porque me toca en lo personal y a una gran mayoría de artistas, estamos bastante perdidos y no podría agradecer una política cultural mal diseñada por Agustín Squella (1), que tantos honores ha recibido junto al ministro de esa época y no podría evaluar positivamente toda la gestión de este gobierno en lo cultural (3) pues no se pudo cambiar la legislación ni intención hubo de cambiarla. Un ejemplo: Pueden realizar talleres artistas-pedagogos en todos los programas del Consejo y el resto somos discriminados del sistema. Al decir resto me refiero a los que llevamos años de ejercicio escritural y podemos presentar un curriculum que avala la trayectoria y la experiencia en este terreno. No puedo agradecer a un sistema que apoya la industria cultural y centra su apoyo a las grandes editoriales y grandes corporaciones privadas y universidades que se olvidan de la mayoría de los  escritores/as. Ahora, en lo personal creo que debiera haber una combinación de autogestión y apoyo del gobierno. Cito las palabras del Presidente Lagos en la firma en la ceremonia de firma del Proyecto de Ley que Crea el Consejo Nacional de Cultura :

 

 

El Estado no puede dirigir la cultura de un país, pero tampoco debe estar ausente de ella.

 

En un portal del gobierno de Chilehay palabras como: Decir que Chile somos todos significa algo simple: queremos un país sin exclusiones. La discriminación sigue asolando a nuestro país. No seremos un país desarrollado mientras persistan las barreras basadas en el prejuicio y la intolerancia que impiden a algunos chilenos ejercer sus derechos y desplegar sus potencialidades. Éste es el mayor imperativo ético que tenemos por delante.

 

Queremos vivir en una sociedad que dé acogida y seguridad a todos los chilenos. Aspiramos a una sociedad que tenga cohesión, que acepte la diversidad sin caer en la indiferencia y que abrace la libertad sin caer en el abandono de las personas, pero vemos que no se cumple.

 

Reitero, la discriminación sigue asolando a nuestro país. Chile está en deuda con los escritores de provincia, con los escritores, creadores de Chile. (2) (4)

 

6. Tengo entendido que prácticamente no lees los diarios tradicionales para informarte sobre la actividad artística en la zona y la región ¿por qué ese desencanto con los medios de comunicación?

 

El diario de mi infancia y mi adolescencia no es lo que era, lo cultural va en la página de espectáculos, para los niños, que requieren incentivo a la lectura ¿existe la ronda de los sapos?. ¿Desde cuando el arte es un espectáculo?, y ¿desde cuándo los artistas tienen que tener grado académico para ser creadores? para ser considerados en sus páginas, coronados y expuestos como dioses del arte y la cultura. He visto en los lugares más míseros artistas de gran talento condenados a permanecer en el anonimato por falta de recursos, difusión y apoyo de diarios regionales. Sin embargo los extranjeros y todo lo que viene de afuera de la región se destacan y quedamos nuevamente marginados los provincianos. Mantienen y  promocionan la idea de que todo lo foráneo es bueno, un mal chileno que habría que extirpar. Los diarios pueden entregar una página completa a la venida de un destacado cantante popular o salsero pero le niegan unas líneas a una puesta en escena de obras de teatro locales o algún lanzamiento de libro de escritores que con enorme sacrificio editan sus libros.

 

 

7. ¿Por dónde crees que pasa el tema del fomento a la lectura, qué hacer en un país más asiduo a la televisión por ejemplo que a empuñar un libro? ¿De quién es la culpa…..se puede atribuir a alguien la culpa?

 

Hay responsabilidades compartidas, la educación se inicia en el hogar, por tanto los padres somos responsables tanto como los colegios, liceos. El fomento a la lectura empieza en el hogar y la escuela debe incentivar, abrir espacios para estimular la creatividad en los niños, pues en esa edad, la edad primera debe existir una preocupación por estimular la lectura. Los padres controlar el consumo de la basura televisiva. Y volvemos a lo mismo  la política educacional y la política cultural, están desconectados y los padres con una jornada agotadora de trabajo no tienen el tiempo para o no se lo dan para incentivar el hábito lector. Ni ellos leen, la mayoría, las estadísticas lo demuestran. El sistema educacional actual parece estar separado de los libros y la lectura, las actividades extraescolares favorecen el futbol, la danza, las barras de animación, lo que es bueno también, pero jamás destinan recursos para talleres literarios o de lectura. Los Centros culturales no abren espacios para talleres literarios y si alguno por  temporadas lo llega a hacer, luego se desiste por ser pocos los participantes lo consideran una mala inversión, cometen la aberración de evaluarlos desde el punto de vista de la cantidad y no de la calidad y del bien que están haciendo para restaurar lo perdido desde que se mandaron a quemar los libros. Me parece insano que los propios centros culturales que tienen los recursos para fomentar el libro y la literatura cierren sus talleres por “ser mal negocio”…….de las editoriales se puede esperar, ellos lucran con las obras de los escritores pero son los centros culturales quienes deben tomar la titánica tarea de devolver al pueblo la cultura sino lo hacen es que tienen un concepto muy errado de lo que es cultura o este país aún tiene su espíritu marchito por falta de libros.

 

8. En la región ¿existe alguna organización que cohesione a los escritores y el ambiente literario? Porque da la impresión que los escritores son, en comparación a los demás artistas, los más distanciados y fríos entre ellos mismos ¿qué opinas del rol jugado por ejemplo de la Sech?

 

No existe ninguna organización que una ni represente a los escritores. No hay unidad más que la imprescindible por el bien de la comunidad donde tenemos que encontrarnos por y para la literatura.

 

Estamos totalmente fragmentados y se debe a un problema individual del ser escritor, existe un gran problema de inseguridad, desconfianza en los escritores/as, son incapaces de valorar al resto, exceptuando al grupo del poeta Cristian Lagos y Bárbara Calderón que es excepcional y muy cálido, y por supuesto el Centro de Investigaciones Culturales Colectivo La silla que lidera Mª Cristina Ogalde que asume el mismo rol con la misma actitud: apoyar a todas las artes y difundir sus obra, su trabajo en la región. No existe una organización que represente y trabaje por el bien de la literatura regional. No hay. Nunca ha existido, quiso ser pero los propios escritores o pseudo escritores lo destruyeron al querer introducir la política y exponerlo como parte de un partido político: la Casa del Escritor, alero bajo el cual nació el Sindicato.

 

 

9. Se habla del mundo de ensueño por ejemplo en el que viven los poetas, alejados de la realidad….En ese sentido ¿para ti la poesía debiera tener un compromiso con la realidad concreta en la cual está inmersa? ¿Dónde está el límite entre la creación y la fuga de la realidad en la que puede caer la poesía? ¿Admiras a alguien del ambiente literario en este aspecto?

 

Un escritor/a debe tener un compromiso primero entregar una obra seria, de calidad a la comunidad en general y en lo social: entregar sus conocimientos e incentivar la lectura en los sectores más abandonados, pobres de la sociedad. No ampararse en grupos de elites para lograr beneficios personales ni en ningún grupo que discrimine a los más pobres o a las minorías de la región y del país.

 

Se escribe desde la soledad, en la soledad pero no podemos desprendernos de la realidad que nos circunda y gatilla mucho de nuestras obras. Escapamos de la realidad, claro que sí, de la realidad del consumismo, pero a la vez nos imbuimos en los asfixiantes mall y en la indiferencia del paseo peatonal. No, no hay límite, porque siempre se está creando desde la intersección de nuestros espacios subterráneos, profundos, misteriosos y los espacios fríos, insensibles de la realidad. Y no, no admiro a nadie y los que he admirado me han decepcionado totalmente.

 

10. Por último háblame sobre el proyecto “Porque Escribí”, por qué nació esta iniciativa, objetivos, fechas tentativas de su lanzamiento, etcétera.

 

Porque escribí surge de la necesidad de promoción y difusión de nuestros escritores/as regionales, los de la periferia, los no académicos, una noche de diciembre del 2008 recluida en mi estudio. El proyecto lo armé en enero y en febrero se grabó el piloto. Tiene como objetivo  conocer el entorno y proceso creativo de los escritores, su vida, obra. La iniciativa fue apoyada de inmediato por Mª Cristina Ogalde y el CIC Colectivo La silla, por Benjamín Chau del Pabellon 83 y otras organizaciones culturales que me dieron sus manos incondicionalmente y de las cuales estoy muy, muy agradecida. La fecha de lanzamiento no está determinada, puede ser en la segunda quincena de diciembre, será transmitido a través del Canal Regional, Canal 9, un día sábado o domingo por dos meses y medio. Son 10 programas de media hora de duración y los televidentes podrán conocer en profundidad a los escritores/as: Alejandro Ananías, Roxana Heise, Juan Polizzi, Cristián Lagos, Bárbara Calderón, etc.

El proyecto está financiado por el Consejo Nacional de Fomento del Libro y la Lectura 2009 y es por supuesto un gran incentivo para la creación regional y en lo personal una distinción que me alegra y motiva a seguir gestionando, abriendo espacios para y por la literatura.

 

 

 

 

 

 

 

 

NOTAS:

 

1.-“En mayo de 2000, el Presidente Ricardo Lagos anunció su programa de gobierno en cultura y nombró a Agustín Squella como Asesor Presidencial, encomendándole la tarea de coordinar a los organismos públicos de la cultura y elaborar el proyecto de la nueva institucionalidad, el que finalmente vio la luz en julio del año 2003. La Ley 19.891 creó el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, y el Fondo Nacional de Desarrollo Cultural y las Artes.”

 

 

2.-"Chile está en deuda con la cultura", tituló su informe final la Comisión Presidencial de Cultura que trabajó en 1997. Probablemente siempre habrá una deuda con la cultura. Pero es también un hecho que con mayor convicción y energía que antes nos hemos puesto en marcha para empezar a saldar esa deuda.

 

 

 

3.- Agustín Squella (**)

 

(*) EXTRACTO- Versión escrita de la introducción general al tema de la nueva institucionalidad cultural, "Encuentro Nacional de Regiones: Por Una Nueva Institucionalidad Cultural", Concepción, 11 de octubre de 2001.

(**) Asesor Presidencial de Cultura

 

¿Cómo fue posible –se preguntarán ustedes- que el gobierno actual haya explicitado su política cultural en mayo de 2000, esto es, apenas dos meses después de haber asumido? Ello fue posible merced a la rica y abundante reflexión que hubo en el país durante la década pasada en lo relativo a políticas culturales y diseño de una nueva institucionalidad cultural pública. Una reflexión que, entre otros momentos o hitos importantes, tuvo la constitución de dos Comisiones Nacionales de Cultura –una en 1991 y otra en 1997- y ese Encuentro que sobre la materia celebró la Cámara de Diputados, en 1996, en el Salón del Congreso Pleno, y al que concurrieron agentes culturales de todo el país.

 

El Estado de Chile tiene deberes para con la cultura. Y cuando digo deberes no me refiero a obligaciones más o menos difusas que dependan de la sensibilidad o buena voluntad que los gobernantes puedan tener en relación con los asuntos culturales. Me refiero, por el contrario, a deberes jurídicos que el Estado tiene para con la cultura, es decir, a deberes en el sentido fuerte del término, a deberes que al Estado le están señalados en la Constitución Política y en distintos tratados internacionales suscritos por Chile en materia de derechos culturales. Me refiero, en fin, a los deberes de hacer posible la participación de todas las personas en la vida cultural del país, de estimular la creación y difusión artística en todos los ámbitos, y de contribuir al desarrollo del patrimonio cultural de Chile y sus regiones.

 

 

Pues bien: para cumplir adecuadamente con esos deberes se necesita contar con una determinada institucionalidad cultural pública, es decir, se necesita contar con organismos gubernamentales de cultura; con dotaciones de personal idóneo para la gestión de esos organismos; con presupuestos que financien la actividad de esos organismos y el trabajo de tales personas; con instrumentos de asignación directa de recursos públicos para el fomento de la participación de todos en la vida cultural, de la creación y difusión artística y del desarrollo de nuestro patrimonio cultural como nación; con estímulos de carácter estable que favorezcan la participación privada con esas mismas tres finalidades; y con un marco jurídico que de expresión y cohesión a todos los elementos o componentes antes indicados.

 

 

A todo eso llamaría yo institucionalidad cultural pública, aunque en un sentido más restringido esta expresión se suele utilizar para aludir nada más que a los organismos gubernamentales que cumplen funciones en el campo de la cultura.

 

 

4.- Palabras del Presidente Ricardo Lagos en la ceremonia de firma del Proyecto de Ley que Crea el Consejo Nacional de Cultura

 

            No es en el Estado ni en el gobierno en quienes hemos pensado preferentemente al proponer este nuevo diseño de institucionalidad cultural pública.

 

Es en la sociedad chilena en quien hemos pensado.

 

En el hombre, mujer y joven de este país que quieren ser protagonistas culturales en su propio barrio, comuna y región.

 

Es en los creadores que necesitan de libertad, pero también de buenas condiciones materiales para producir y difundir sus obras, en quienes hemos pensado.

 

Es en el público que quiere tener acceso libre y equitativo a esas obras en quien hemos pensado.

 

Es en las personas y organizaciones que valoran nuestro patrimonio cultural en quienes hemos pensado.

 

Es en quienes desarrollan las industrias culturales en los que hemos pensado.

 

Es en nuestras culturas originarias en las que hemos también pensado.

 

Nombre Apellido

Ingrid Odgers Toloza

Concepción, BioBio-Chile

 

 

E-mail: ingodgers@gmail.com


http://iot.jimdo.com